Galería Alfama (2004, 2007, 2010)

Galería Alfama (2004)

 

A lo largo de su vida artística, Octavi Intente ha sabido crear una relación muy íntima y particular entre la minuciosa técnica del dibujo y la pintura, entre sus personajes y el difícil arte de la significación pictórica. El resultado de esta relación es un cosmos personal –y a la vez intemporal– que incide directamente en la imaginación plástica del espectador.

 

Pintores pintados, objetos irreales más funcionales que la propia realidad, personajes en su plenitud más brillante, virtuosismo y nuevos esquemas en la organización del espacio pictórico son algunos de los elementos que confieren a la obra de Octavi Intente una dimensión especial que rehuye cualquier catalogación estilística y, al mismo tiempo, le otorgan un cariz universal que no conoce límites y que llega hasta donde cada persona quiere llegar.

 

Domènec Ferran

Director del Museu de Terrassa

Galería Alfama (2007)

 

COLORES DEL NEGRO

 

colores del negro en la noche angustiada, demente, de un callejero periférico, y se diluyen sólidamente en cuerpos y matices etéreos pese a su peso carnal… un poco de alucinación

 

sólo explícito casi el obispo, el bisbo, que nos llena la vida de cardenales, y ese tono un poco pútrido de la sangre estancada, el dedo en la llaga del poder sádico y repugnancia

 

sádicos los objetos necesariamente amables, como los humanos en paisajes localmente apocalípticos, y el miedo a la perfección de lo insano, salvo una caída libre en espacios de melancolía y a los propios mismos

 

octavi intente y su mirada velazquiana en anchura, escaneando, llena de testimonio y sentimientos y sensaciones, una generación dispersa que daba palos de ciego con todos los palos a su alcance, palos de la suerte, pocos, sin el corsé ni el otro aquel cinismo de la publicidad, llena de eso, y huye al cómic, huye donde regresan los elefantes con muchos años de vida, halla la proximidad de las experiencias del tacto, del hastío, del deseo y la locura

 

no es encaje, un sistema trabado de pintura e ideario —que son brotes de fama metálica—, sino como haikus sin inocencia, sin nobleza, sonetos deshilachados, y la mirada que sorben el vértigo y una sonrisa sorpresa.

 

pep julià

traductor y profesor de traducción literaria (upf)

Galería Alfama (2010)

 

OCTAVI INTENTE, EL SURREALISMO DOMÉSTICO

 

El original surrealismo doméstico de Octavi nos lleva a apreciar su minucioso trabajo de pintura y dibujo casi hiperrealista, plasmado por lo general en telas de gran formato. Por ellas desfilan personajes oníricos y objetos animados que suelen representar escenas imposibles, apoyándose en la rutina cotidiana que los hace muy asequibles a cualquier observador.

 

Por lo general, las obras de este artista presentan diversas líneas de lectura. La más inmediata, de la escena con sus personajes. La subyacente, con una crítica social o moral evidente. La esotérica, basada en la ubicación, enumeración y coloración de las figuras representadas. Sus personajes orondos o los objetos domésticos bailando tienen siempre un cariz mordaz evidente.

 

Lejos de cualquier catalogación o tendencia, Octavi es siempre fiel a sí mismo, con su atractivo virtuosismo que nos inyecta inesperadamente el mensaje que pretende el artista, a través de un lenguaje universal que alcanza todos los gustos y todas las sensibilidades, sin dejar a nadie indiferente.

 

 

Eduard Vives i Noguera

Director Artístico de la Fundació Caixa de Terrassa